La Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha expresado su preocupación ante acciones llevadas a cabo por el Estado de Venezuela que  restringen la libertad académica y la autonomia universitaria en el país. La CIDH señala también las dificultades que generan los cortes presupuestarios que dificultan gravemente el funcionamiento de las universidades en particular y del sector educativo en general. Ante esta situación, la CIDH resalta el rol trascendental que tienen las universidades como centros de pensamiento crítico y de intercambio de ideas.